Escuela Montessori Montevideo

Periodos Sensibles Montessori

La doctora Montessori acuña el concepto de “mente absorbente”. Con él se refiere a la capacidad temporal innata de los niños de aprender conductas y conocimientos, con base en sus experiencias tempranas. Este periodo abarca desde el nacimiento hasta los 6 años.

Su descubrimiento está en línea con los estudios de neurodesarrollo. Estos han comprobado que la plasticidad cerebral tiene su cúspide en esta etapa.

La plasticidad cerebral es la capacidad que tiene nuestro cerebro para modificarse con el aprendizaje. Se ve afectada por la edad y por las experiencias. Por eso es tan importante aprovechar esa ventana de oportunidad que significa la infancia.

Periodo Sensible: Ventana de Oportunidad

Mediante la observación, Montessori logró identificar los momentos precisos en los que el desarrollo neurocerebral es más propicio para la adquisición de ciertas habilidades.

Ella los llamó periodos sensibles montessori o periodos sensitivos. En sus propias palabras, “los periodos sensitivos son puntos sensibles que atraen a los niños a involucrarse intensamente en lo que les interesa; por ello necesitan trabajar a su propio ritmo, sin horarios, a través de la actividad, mediante la cual se construye su inteligencia, y necesitan la repetición continua”

De esta manera, el niño, naturalmente, selecciona las experiencias que le permitirán desarrollar una cierta habilidad o característica, en un momento dado.

Es una acción espontánea, gracias a la cual el aprendizaje es mucho más fácil.

periodos sensibles montessori

Características de los Periodos Sensibles Montessori

  • Llegan y se van

Los periodos sensibles montessori son pasajeros y pueden desaparecer aunque no se hayan adquirido las destrezas. Sin embargo, esto no significa que más adelante no puedan aprenderse, solo que requerirá de un mayor esfuerzo.

Los periodos sensibles pueden desaparecer naturalmente, o debido a la falta de estímulos u oportunidad de explorarlos. Por ello es indispensable permitir a los niños experimentar en función de sus intereses y a su propio ritmo.

El momento de aparición y fin de cada periodo sensible es individual, es decir, puede variar entre un niño y otro. Pero existen unas franjas de edad promedio en las que suelen presentarse.

  •  Sirven para desarrollar algo vital dentro del desarrollo del niño. Nos llevan a un periodo del desarrollo clave. 
  • Es muy intenso no hay manera de no seguirlo

Una atenta observación de los procesos del niño nos permitirá identificar los periodos sensibles montessori. Durante ellos, los niños realizan acciones repetitivas y se concentran en una actividad. Es frecuente que logren establecer relaciones entre el objeto o materia de su interés y lo que le circunda.

Un niño que ha recibido la estimulación o facilitación adecuada en un determinado periodo sensible tiene altas probabilidades de alcanzar un óptimo desarrollo en esas áreas.

NO son periodos sensibles de Montessori

El movimiento: Tenemos movimiento hasta la muerte por lo que si consideramos que una de las características de los periodos sensibles es que llegan y se van, no seria uno. El movimiento es muy importante porque esta unido al desarrollo de la inteligencia pero no es un período sensible. 

Los sentidos: No son periodos sensibles montessori porque siempre tenemos alerta los sentidos, siempre sentimos. 

Las matemáticas: Si fuera, solo se podría aprender matemática durante ese periodo sensitivo y después ¿que? 

La música: Siempre somos sensibles a la música 

A la escritura y la lectura: Los niños tienen mucha sensibilidad a aprender a leer y escribir pero la tienen por mucho tiempo. Si fuera un periodo sensible solo podríamos aprender en un momento dado. 

Los Periodos Sensitivos Montessori

Los períodos sensibles pueden aparecer individualmente o coincidir con otros en el mismo espacio temporal. Son comúnmente aceptados los siguientes periodos sensibles:

Periodo sensible de los pequeños objetos

periodo sensible pequeños objetos

Periodo sensible del Lenguaje

periodo sensible del lenguaje

Periodo sensible del orden

periodo sensible del orden

Periodo sensible de la naturaleza

periodo sensible de la naturaleza

Periodos Sensitivos Montessori no satisfechos

Cuando un periodo sensible no es satisfecho aparecen los caprichos. Los caprichos son todo aquello que aparece sin causa aparente y puede considerarse como una acción ilógica e indomable.  

Los caprichos tienden a agravarse con el tiempo mostrándonos la existencia de causas permanentes a las cuales no hemos encontrado solución.  

Los periodos sensibles nos pueden aclarar algunos de esos caprichos. Los caprichos durante los períodos sensitivos son tan pasajeros como el período sensitivo mismo, y no dejan huellas en el carácter; no obstante comportan la grave consecuencia de obstaculizar el desarrollo, lo cual es irreparable en el futuro desarrollo de la vida psíquica.

¿Cómo Estimulamos los Períodos Sensitivos?

Cuando el niño experimenta un determinado período sensible, requiere estimulación para desarrollar su máximo potencial neuronal y alcanzar el conocimiento.

Sin embargo, una de las preguntas reiteradas que ronda en la cabeza de los adultos: ¿cómo estimulamos los períodos sensibles?

Ante la existencia de “ventanas de oportunidades”  los pequeños comienzan la conquista natural, cuando sienten que es el momento.

Justo en ese punto, el adulto debe acrecentar la habilidad espontánea hacia el descubrimiento del mundo ofreciendo un “ambiente estimulante”.

El término “acrecentar” va dirigido a elevar las posibilidades de encontrar en el entorno, objetos que alimenten ese período sensible.

Los padres, familiares y maestros deben actuar como observadores sin interferir en su proceso. 

Ahora bien, cada período sensible exige un ambiente con materiales y objetos específicos canalizadores del proceso

Primeros pasos para estimular los períodos sensibles

🌟 Libertad de movimiento

Cuando el niño se dispone a descubrir la dinámica del entorno, comienza de forma autónoma a verificar cómo funciona cada elemento. Es de gran apoyo, permitirle desenvolverse sin obstáculos para que pueda explorar el mundo y de esta forma puede integrar el mundo exterior a su interior y así lo pueda ordenar y entender. 

libertad de movimiento

🌟 Ambiente ordenado

El orden externo desarrolla el orden interno. Mantener un orden físico ayuda a los niños a sentirse orientado y seguro. 

ambiente ordenado

🌟 Ambiente autónomo

 El acondicionamiento de los ambientes Montessori están divididos por áreas temáticas, contribuyendo a la exploración natural del niño.

Es de vital importancia, incluir en cada espacio materiales de trabajo que eleven la interactividad y mantengan el aprendizaje activo y que los mismos están a su alcance. 

ambiente autonomo montessori

🌟 Límites necesarios

 A los pequeños, hay que enseñarles límites para relacionarse efectivamente consigo mismo y con las demás personas.

Los limites ayudan a los niños a autoregularse. Algunos negociables y otros no son negociables. Por ejemplo no es negociable que cuando hay que cruzar la calle debe hacerlo de la mano. Frente al límite es importante que le expliques sobre el por qué del Límite para que lo puedan comprender. Los límites ayudan a los niños a generar una estructura. 

Entonces, siempre abonando a su desarrollo, a tomar sus propias decisiones y trabajando con materiales de su libre elección.

limites montessori

🌟 Establecer rutinas

Establecer rutinas hace que los niños sepan cual será el paso siguiente y eso le ayuda a generar su orden interno y a estructurarse. 

rutinas montessori

🌟 Aprendizaje por experiencia

El solo hecho de estar en contacto con un ambiente preparado, intensifica su “búsqueda de respuestas” y  “acciones reiteradas”. Ante el encuentro de “estímulos naturales”, repite una y otra vez la práctica de aprendizaje hasta dominar la actividad. 

autoaprendizaje montessori

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.